• Imprimir

Quiero ser autònomo

Trabajo Autónomo (empresario individual)
 

Los puntos PAE y las Oficinas de Gestión Empresarial (OGE) tramitamos el alta de autónomos sin costes de gestión y de forma inmediata.

Emprender un negocio es un proyecto que merece ser evaluado. Si necesita ayuda puede acudir a la Red Catalunya Emprèn, donde prestan servicios de acompañamiento y apoyo a las personas que quieren constituir una empresa en Cataluña durante los tres primeros años de vida del negocio.

Información importante que hay que tener en cuenta

El empresario individual, popularmente conocido como trabajador autónomo, es la persona física que:

  • realiza en nombre propio una actividad económica con finalidad de lucro
  • la hace de forma habitual personal, directa y por cuenta propia 
  • lo hace fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona
  • y puede tener o no trabajadores


En estos casos, la actividad empresarial adopta el nombre de la persona física titular del negocio, aunque también es posible actuar con un nombre comercial.

Es una de las formas más frecuentes de creación de empresa en Cataluña y la que se asocia con el autoempleo, ya que el propietario de la empresa es a su vez trabajador en la misma, independientemente de la actividad que desarrolle y del tipo de trabajo que realice.

A la hora de crear una empresa, esta figura suele ser escogida fundamentalmente por los comercios al detalle (tiendas de ropa, alimentos, papelerías, artículos de regalo, joyerías, quioscos de prensa, etc.), y por profesionales como lampistas, electricistas, pintores, decoradores, etc.

 

CARACTERÍSTICAS, VENTAJAS Y INCONVENIENTES

 
Características

  • Control total de la empresa por parte del propietario, que dirige la gestión.
    • La personalidad jurídica de la empresa es la misma que la de su titular (empresario), quién responde personalmente de todas las obligaciones que contraiga la empresa.
    • No existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y su patrimonio civil (personal).
    • No precisa proceso previo de constitución. Los trámites se inician al principio de la actividad empresarial.
    • La aportación de capital a la empresa, tanto en su calidad como en cantidad, no tiene más límite que la voluntad del empresario.


Ventajas


• Es una forma empresarial idónea para el funcionamiento de empresas de medida muy reducida.
• Es la forma que menos gestiones y trámites tiene que hacer para la realización de su actividad, ya que no tiene que realizar ningún trámite de adquisición de la personalidad jurídica.
• Puede resultar más económico, dado que no crea persona jurídica diferente del propio empresario.



Inconvenientes 


• La responsabilidad del empresario es ilimitada.
• Responde con su patrimonio personal de las deudas generadas en su actividad.
• El titular de la empresa tiene que hacer frente en solitario a los gastos y a las inversiones, así como a la gestión y administración.
• Si el volumen de beneficio es importante, puede estar sometido a tipos impositivos elevados ya que la persona física tributa por tipos crecientes como mayor es su volumen de renta, mientras que las sociedades de reducida dimensión (menos de 8 millones d '€ de cifra de negocios) tributan al tipo del 25% sobre los primeros 120.202,41 € de beneficios.

 

RESPONSABILIDAD DEL EMPRESARIO INDIVIDUAL

El empresario individual realiza la actividad empresarial en nombre propio, asumiendo los derechos y obligaciones derivados de la actividad. Su responsabilidad frente a terceros es universal y responde con todo su patrimonio presente y futuro de las deudas contraídas en la actividad de la empresa.


Si el empresario está casado puede dar lugar al hecho que la responsabilidad derivada de sus actividades implique al patrimonio del otro cónyuge. Por eso hay que tener en cuenta el régimen económico que rige el matrimonio y la naturaleza de los bienes en cuestión (régimen de ganancias o de separación de bienes)


• Los bienes privativos del empresario quedan obligados a los resultados de la actividad empresarial.
• Los bienes destinados al ejercicio de la actividad y los adquiridos como consecuencia de este ejercicio, responde en todo caso del resultado de la actividad empresarial.
• En el régimen de ganancias, cuando se trata de bienes comunes del matrimonio, para que estos queden obligados hará falta el consentimiento de los dos cónyuges. El consentimiento se presume cuando se ejerce la actividad empresarial con conocimiento y sin oposición expresa del cónyuge y también cuando al contraer matrimonio uno de los cónyuges ejerciera la actividad y continuara con esta sin la oposición del otro.
• Los bienes propios del cónyuge del empresario no quedarían afectos en el ejercicio de la actividad empresarial, a menos que haya un consentimiento expreso del mencionado cónyuge. En todo caso, el cónyuge puede revocar libremente el consentimiento tanto expreso como presunto.


En este sentido, si bien el empresario individual no está obligado a inscribirse en el Registro Mercantil, puede ser conveniente inscribirse, entre otras razones para registrar los datos relativos al cónyuge, el régimen económico del matrimonio, capitulaciones, así como el consentimiento, la revocación u oposición del cónyuge a la afección a la actividad empresarial de los bienes comunes o los privativos.

Iniciar una actividad económica empresarial o profesional, origina un conjunto de obligaciones fiscales de carácter estatal. Algunas anteriores al inicio de la actividad y otros que se tienen que cumplir durante su desarrollo.

Iniciada la actividad, los ingresos percibidos por autónomos y entidades sin personalidad jurídica, tributan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, IRPF (pagos fraccionados y declaración anual).

 

IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS

Aplicable a empresarios y profesionales, personas físicas y personas físicas miembros de entidades en régimen de atribución de rentas.

En el IRPF los métodos de determinación del rendimiento de las actividades económicas, según la actividad desarrollada son:

  • Estimación directa con dos modalidades
    • Normal
    • Simplificada
  • Estimación objetiva

 

La elección de la modalidad tiene repercusión sobre su tributación y una vez seleccionada no se puede modificar durante los dos años siguientes. Por lo tanto, si tiene dudas sobre la modalidad más conveniente, haga una consulta a la Agencia Tributaria.

 

Estimación directa
 

Estimación directa normal

  • Se aplica, con carácter general, a los empresarios y profesionales no acogidos a la modalidad simplificada o al método de estimación objetiva.
  • En todo caso se aplica si la cifra de negocios del conjunto de actividades supera los 600.000 € anuales en el año inmediatamente anterior o se renuncia a la estimación directa simplificada.

 

Estimación directa simplificada

Se aplica a los empresarios y profesionales cuando concurran las siguientes circunstancias:

  1. Que sus actividades no estén acogidas al método de estimación objetiva.
  2. Que, en el año anterior, el importe limpio de la cifra de negocios para el conjunto de actividades desarrolladas no supere los 600.000 €. Cuando el año inmediatamente anterior se haya iniciado la actividad, el importe limpio de la cifra de negocios se elevará al año.
  3. Que no se haya renunciado a su aplicación.
  4. Que ninguna actividad ejercida se encuentre en la modalidad normal del método de estimación directa.

 

Estimación objetiva

Se aplica a empresarios incluyendo determinadas actividades profesionales (accesorias en otros empresariales de carácter principal), que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Que cada una de sus actividades estén incluidas en el orden anual que desarrolla el régimen de estimación objetiva y no excedan los límites establecidos para cada actividad.
  2. Que el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior, no supere los 300.000 € para las actividades agrícolas y ganaderas y 450.000 € para el conjunto de las actividades económicas, incluidas las agrarias.
  3. Que el volumen de compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior, excluidas las adquisiciones de inmovilizado, no supere 300.000 € anuales. En obras y servicios subcontratados, su importe se tendrá en cuenta para el cálculo de este límite.
  4. Que las actividades económicas no sean desarrolladas, totalmente o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del IRPF (se entiende que las actividades de transporte urbano colectivo y de viajeros por carretera, de transporte por autotaxis, de transporte de mercancías por carretera y de servicios de mudanzas se desarrollan dentro del ámbito de aplicación del IRPF).
  5. Que no hayan renunciado expresamente o tácitamente a la aplicación de este régimen.
  6. Que no hayan renunciado o estén excluidos del régimen simplificado del IVA y del régimen especial simplificado del impuesto general indirecto canario (IGIC). Que no hayan renunciado al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca del IVA, ni al régimen especial de la agricultura y ganadería del IGIC.
  7. Que ninguna actividad ejercida se encuentre en estimación directa, en cualquiera de sus modalidades.

 

En estos importes (puntos 2 y 3) se computan las operaciones desarrolladas por el contribuyente, por su cónyuge, ascendientes y descendientes y por las entidades en atribución de rentas en que participan cualquiera de ellos siempre que las actividades sean similares para estar clasificadas en el mismo grupo del IAE y exista dirección común compartiendo medios personales o materiales. Estos importes se tienen que elevar al año cuando hubiera iniciado la actividad en el año en que se calculan.

 

El proceso de constitución como autónomo, en principio, no tiene ningún coste. Los únicos costes qué tendrá que hacer frente el empresario son los derivados de la cotización de las Seguridad Social.

COTIZACIÓN DEL EMPRESARIO INDIVIDUAL EN LA SEGURIDAD SOCIAL

El empresario individual realiza su cotización en la Seguridad Social a través del Régimen Especial de Trabajadores por cuenta propia o autónomos.
En este régimen se establece una base mínima obligatoria y una base máxima sobre la cual se aplica el tipo de cotización establecido para los autónomos. El resultado es la cuota líquida a pagar.


Al darse de alta en el régimen especial de trabajadores por cuenta propia el empresario puede optar por la base de cotización que desee siempre que esté entre la base mínima y máxima establecida. En cada ejercicio económico se determinan las bases máximas y mínimas de cotización en la Seguridad Social a la Ley de Presupuestos del Estado.

Libros obligatorios para el Empresario individual
Estos libros dependerán del régimen fiscal concreto a que esté sometido el empresario, de acuerdo con la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los impuesto sobre sociedades, de la renta de no residentes y sobre el patrimonio. (BOE 26 noviembre 2006)


A) Si su régimen fiscal es de estimación directa y se dedica a una actividad industrial, comercial o de servicios, tiene que llevar los libros oficiales del Código de Comercio (art. 25 del Código de Comercio), que tendrá que legalizar en el Registro Mercantil.

Estos libros son:


• Libro Diario
• Libro de Inventarios y Cuentas Anuales


B) Si su régimen fiscal es de estimación directa simplificada, tiene que llevar Libros Fiscales, sin ser necesaria la gestión de los de Comercio (la obligatoriedad quedaría cubierta por la de aquellos).

Estos libros son:


• Ventas e Ingresos
• Compras y Gastos
• Registro de Bienes de Inversión


C) Si el empresario está acogido al régimen de estimación objetiva, no está obligado a llevar ningún libro, aunque tiene que conservar los justificantes de sus operaciones.


D) En caso de que aplique deducción por amortizaciones tiene que llevar un libro de Bienes de Inversión

Servicio de alta desde la Ventanilla Única Empresarial

La realización de estas gestiones a través de la Ventanilla Única Empresarial (las oficinas Oge presencialmente o Canal Empresa electrónicamente), le ahorrará:

Ir a la Agencia Tributaria a solicitar la declaración censal de alta y la obtención del NIF.

Ir al Registro Mercantil Provincial a hacer la inscripción de la empresa (con carácter voluntario).

Ir a la Seguridad Social a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social y a las personas trabajadoras.

En la misma visita también podrá hacer otros trámites necesarios para realizar la actividad, si lo quiere, puede ver cuál es la tramitación relacionada con su actividad desde la Busca Guiada de Trámites, una herramienta que a través de una serie de preguntas le dirá qué trámites le harán falta.  

 

#Obrirésmésfàcil

 

Además de los trámites de alta de autónomo:

  • Trámites en la Seguridad Social
    • Comunicación del inicio de actividad en la Agencia Tributaria

Si se han proporcionado los datos necesarios, pouede también hacer los trámites siguientes:

  • Inscripción de ficheros de carácter personal en la Agencia Española de protección de datos
    • Solicitud de reserva de Marca o Nombre Comercial en la Oficina Española de Patentes y Marcas
    • Comunicación de los contratos de trabajo al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)

Y desde las oficinas OGE puedee tramitar también:

  • La declaración responsable o comunicación de inicio de actividad en el Ayuntamiento
  • La comunicación de la apertura del Centro de Trabajo, en caso de tener contratados trabajadores
  • Otros trámites y registros, como el Registro sanitario, la obtención del título de Responsable de Taller de automóviles, etc...

Y informarse de otros aspectos relacionados con su negocio como hojas de reclamación, horarios comerciales, carteles necesarios para un bar, etc...

 

Información relacionada

Fecha de actualización:  21.09.2017